Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Comparte

Si se nos ocurre preguntarnos a qué clase de servicios podemos acceder a través de Internet, la respuesta es a TODOS. Hoy en día el mundo virtual y el real son prácticamente equivalentes, por lo que no hay nada en el mundo real que no se pueda conseguir a través de Internet: viajes, servicios sanitarios, compras, banca…

La ventaja actual de disponer en Internet de todo tipo de negocios nos permite la venta de productos a través del comercio electrónico, presencia de publicidad y la prestación de servicios tradicionales a través de la Red.

Los modelos de negocio online resultan bastante distintos de los comercios tradicionales. La venta al público implica la buena presencia del local y del personal encargado del asesoramiento y la venta, y la presentación del producto debe estar muy cuidada en sus stands para resultar atractivos. Nuestro ‘stand’ en Internet es la web, cuyo aspecto debemos cuidar y mimar al milímetro. Aquí no tenemos que atender al público, por lo que el cuidado en el personal ahora lo deberemos sustituir por un buen servicio de distribución y logística, que es en lo que se basan los negocios virtuales básicamente. Nuestro trabajo consistirá en disponer de un buen catálogo y buen servicio de comunicación para la venta, así como un eficiente servicio posventa. Hacernos conocer dependerá del posicionamiento.

Una tienda online puede formarse con productos importados, por ejemplo, de China. Es aquí donde entramos en el contexto B2B. Con un ordenador y un buen software especializado podemos gestionar todos los procesos (inventarios, compras, manipulación, transportes…) con un presupuesto mínimo.

Pero, ¿dónde queda el servicio al cliente en todo esto? Cuando entramos en una tienda física la calidad del producto y del servicio saltan a la vista. Podemos hacer comprobaciones en el mismo punto de venta y establecer la adecuación de su relación calidad-precio. Pero a través del acceso online, la contratación de servicios o compras se quedan en una ilusión virtual de la que no saldrá nada en claro hasta que no comprobemos físicamente el producto o servicio que hemos contratado. El consumidor tiene la sensación muchas veces de ir a ciegas, y la baja fiabilidad que le ofrece este tipo de comercio le lleva en numerosas ocasiones a cohibirse en la compra por miedo a la estafa.

Para eso surgen portales como CSIS, para garantizar al consumidor que el servicio al que accede ha sido evaluado por un consumidor previamente y analizado por nosotros mismos. De esta manera, CSIS garantiza a sus lectores el acceso a servicios de gran calidad y competitivos en su relación calidad-precio, ya que no se trata solo de encontrar un servicio fiable, sino que además este debe ser ajustado a su valor económico.

Relacionados

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de escoger un sofá?

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de escoger un sofá?

Una vez oí una frase que me quedó grabada en la mente: “La mejor manera de pasar el domingo es con un buen libro en un buen sofá”, y cuánta razón tiene, un buen libro y un buen sofá siempre forman una combinación perfecta. Pero dado que un sofá normalmente es una pieza que compramos pensando en que nos va a durar bastantes años, antes de decidirnos por un determinado modelo debemos valorar algunos puntos concretos.

Crece la compra de muebles online

Crece la compra de muebles online

¿Hay algo para lo cual todavía no usemos Internet? Es una pregunta más que justificada teniendo en cuenta la cantidad de horas que pasamos cada día conectados a la red para cualquier cuestión. Y es que usamos la red tanto para obtener facilidades en nuestra vida personal como para mejorar y hacer más eficiente nuestra vida profesional. La verdad es que las aplicaciones y utilidades de Internet han hecho posible que la confianza que hoy en día tengamos en este medio sea absolutamente brutal. Tanto que, si nos lo quitaran, estarían provocando un terremoto en nuestra vida.

Elegir color para pintar fachada

Elegir color para pintar fachada

Las fachadas hay que tener claro que tienen una gran exposición a las inclemencias del tiempo, pues el sol, la lluvia, la nieve u otros factores como la contaminación ayudan a que se acelere el deterioro que sufren las superficies. Por este motivo, seleccionar una pintura de calidad para las fachadas es algo muy importante si queremos evitar las grietas, humedades y otros tipos de daños que pueden suceder. No solo tenemos que pensar en lo beneficiosa de su protección, pues la pintura para las fachadas es un recurso a nivel decorativo del que vamos a poder ir sacando bastante partido.

El hormigón y sus innumerables usos en la construcción

El hormigón y sus innumerables usos en la construcción

El hormigón es un material muy común en la construcción. De hecho, suele estar presente en casi todas las construcciones que nos rodean; desde edificios y puentes, hasta macetas y algunos elementos decorativos. Y esto no es de extrañar debido a las propiedades que aporta este material a la obra en cuestión y a sus cada vez más buscados efectos visuales que ahora son tendencia en decoración.

Aporta a tu vivienda un toque de elegancia y distinción

Aporta a tu vivienda un toque de elegancia y distinción

El mármol, ese ostentoso elemento decorativo, y a la vez bello y armonioso, se ha empleado desde la Antigua Grecia como material arquitectónico para realzar el lujo y los revestimientos. En Roma, se utilizaba,también en la escultura y arquitectura, pudiendo destacar, importantes construcciones edificaciones como el Coliseo Romano. Hoy, el mármol, se considera uno de los más hermosos materiales, que ofrece multitud de posibilidades creativas, así como infinidad de aplicaciones diferentes, tanto en el ámbito privado, como en el público, y sobre todo, como mobiliario urbano.