Aislamiento insuflado: Qué es y para qué sirve

Aislamiento insuflado: Qué es y para qué sirve

Uno de los aspectos más importante de los hogares es el aislamiento que tenemos. No es ninguna exageración cuando decimos que una casa que soporta 0 grados y mucha humedad puede estar mejor resguardada que una que esté con 15 grados. ¿Por qué? Pues por los elementos que haya usado para aislar el domicilio. Además, es una cosa importante de cara a nuestras economías. Es mucho el dinero que nos podemos ahorrar si sabemos elegir un buen aislante.

En este caso hoy queremos recomendar un aislante que quizás no hayas escuchado tanto como otros, pero que sin embargo, ahora mismo es uno de los que más éxito tiene en el mercado. Se trata del aislamiento insuflado, unos especialistas en ello como son los profesionales de Crearsur Aislamientos nos explican qué es y para qué sirve.

“Este procedimiento consiste en realizar unos pequeños orificios en la pared por donde se inyecta el aislamiento insuflado de forma que se rellene de forma homogénea la cámara de aire que hay en las fachadas de nuestras viviendas o edificios. De esta sencilla forma, la pared exterior consigue mayor resistencia a los cambios de temperatura y ayuda a reducir el ruido exterior”, comentan desde esta empresa. Sin duda, y por lo que nos dicen, se trata de una técnica rápida, sencilla y económica para aislar tu vivienda.

Vamos a hacer una serie de preguntas que seguro que todos los lectores se están haciendo.

Esta técnica, ¿se puede aplicar en el interior y el exterior de la vivienda?

Sí, el aislamiento insuflado se puede aplicar en el  interior de la vivienda o desde el exterior, haciéndose de una forma u otra según consejo del Técnico de Crearsur que haya hecho el estudio previo.

¿Cuánto tiempo se tarda?

Es una técnica muy rápida, la realización del insuflado puede tardar aproximadamente 1 a 2 días, dependiendo de la dimensión de la vivienda a aislar.

¿Qué ventajas tiene este tipo de aislamiento?

Son muchas las ventajas de este aislamiento insuflado entre ellas: no necesita obras, es mucho más rápido y  económico. Además conduce a un gran ahorro de energía, no ensucia, no necesita un mantenimiento posterior. Y uno de los aspectos más importantes es que no tienes que dejar tu vivienda y buscarte otro lugar. Como sí ocurre en otro tipo de obras para aislar las viviendas.

¿Qué ocurre con el moho de las paredes?

Uno de los mayores problemas que surgen cuando tenemos humedades en casa, es que el moho siempre hace acto de presencia. Un rollo que muchas veces puede provocar un sinfín de complicaciones. Entre ellas hacer una gotera o humedades a los vecinos, pero también incluso ser perjudicial para el cuerpo humano. Ya que el moho tiene unas propiedades que afectan a los pulmones. Pues en este caso, con este tipo aislamiento, el perjudicial moho desaparece de forma inmediata y en un 100%.

¿Dónde se instala?

Se pueden instalar este aislamiento insuflado en cualquier lugar de la vivienda que exista cámara de aire o cavidad. Por lo que no tienes que preocuparte de si está en la cocina, en el salón o en alguna habitación.

¿En qué consiste la obra?

Es muy sencillo. Un técnico de la empresa CREARSUR visita su vivienda y realiza una prueba endoscopia para comprobar el estado de la cámara de aire y el espesor disponible. Lo mejor de todo es que no se realizan obras para ello. Posteriormente, una vez hecho el estudio, se realizan unos agujeros de poco más de un centímetro por donde se insufla el aislamiento térmico.

Llega el momento de la verdad. Se comienza el insuflado de la cámara hasta conseguir un reparto homogéneo y una densidad correcta para conseguir que el aislamiento sea eficiente. Se tapan los agujeros realizados y todo finalizado y limpio. Y todo esto sin necesidad de realizar obras y sin salir de su vivienda. ¿No puede ser algo más fácil?

¿Qué te ha parecido este tipo de aislamiento? La verdad es que es de los más cómodos y prácticos que hay en el mercado. No es el único. También existe el aislamiento soplado, que también es uno de los más usados en España. 

Una técnica de aislamiento térmico para aislar zonas concretas de nuestros edificios o viviendas utilizada, generalmente, en tejados, cubiertas y/o desvanes no habitados, puesto que son las zonas que más perdidas energéticas representan en toda la vivienda al estar expuestas al exterior. Pero de este tipo de aislamiento si quieres hablamos otro día.