Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las energías limpias son una realidad.

Comparte

El pasado 20 de septiembre, el 41% de la electricidad que se consumió en este país provenía de la energía eólica. Si hacemos una revisión del historial de agosto, encontramos varios días en los que el consumo de energía solar se aproxima al 50% de la electricidad total consumida. Las energías limpias son una realidad, no un proyecto de futuro. Una transformación en la que muchos de nosotros podemos poner nuestro granito de arena instalando en nuestros domicilios equipos de autoconsumo.

En el auge que han experimentado las energías limpias estos últimos años entran en juego varios factores. En primer lugar, el aumento de la conciencia ecológica. La población mundial está más sensibilizada con la protección del planeta. Estamos notando los efectos del cambio climático. Apreciamos el aumento de la temperatura, viviendo veranos soporíferos, una reducción de las precipitaciones, una extensión de la sequía y, por tanto, una reducción en la producción de alimentos, con la consiguiente carestía de los mismos. Nos estamos percatando de que no vamos por buen camino. Necesitamos preocuparnos más por cuidar el planeta.

La guerra de Ucrania ha puesto de manifiesto una realidad palpable. La dependencia energética de Europa. Dependemos en gran medida del gas natural y del petróleo para producir energía. Cuando el suministro se reduce, bien porque Rusia deja de vendernos gas o porque se encarece el precio del petróleo, eso se refleja en una subida alarmante del coste de la electricidad. Lo que produce el endeudamiento de países, familias y empresas. Los gobiernos europeos no han tenido más remedio que potenciar los recursos que tienen a su alcance.

Además de instalar parques eólicos y solares, en algunos países se está intentando involucrar a los ciudadanos en la producción de energía mediante soluciones de autoconsumo, como colocar paneles solares en casas y edificios. Alternativa bastante extendida en países como Alemania, y que en nuestro país se está subvencionando por medio de ayudas públicas.

Ahora, colocar paneles solares en el techo de nuestra casa es más sencillo. Es una decisión que nos ayudará a cuidar el planeta y a reducir el importe del recibo de la luz a medio y largo plazo. Colocar placas fotovoltaicas en el tejado no es como derribar el tabique del comedor. Necesitas asesoramiento profesional. Juan, de Badajoz, se puso en contacto con Soltein, una empresa de soluciones técnicas de ingeniería, que evaluaron la viabilidad de su proyecto y lo ejecutaron, tramitando las ayudas públicas.

Veremos en este artículo en qué consisten las energías limpias y cómo aplicarlas en nuestros hogares.

Cuáles son las energías renovables.

Las energías renovables son aquellas que proceden de fuentes de la naturaleza, que se regeneran por sí mismas y no se agotan. Son cuidadosas con la salud humana y con el medio ambiente. Consisten en utilizar las fuerzas de la naturaleza para generar energía. Esto es algo que el hombre lleva haciendo desde la antigüedad aplicándolo a procesos productivos, y que hoy en día empleamos para producir electricidad. La página web del grupo energético Enel menciona que estas son las principales:

  1. Energía solar. La tierra recibe 120.000 tera vatios procedentes de los rayos del sol. Esto representa 20.000 veces la energía que necesita el planeta para funcionar. Países como España, con una ubicación geográfica privilegiada, que dispone de más de 1800 horas de sol al año, podrían utilizar la energía solar como una fuente energética fundamental. Gracias a los paneles solares, las empresas y familias pueden pasar de ser meros consumidores de energía a ser productores. Autoabasteciéndose, en parte, de la energía que necesitan en el día a día. Con el sol no solo podemos producir electricidad. Con los conectores solares, que son más sencillos de instalar que las placas fotovoltaicas, podemos disponer de agua caliente y calefacción, reduciendo el consumo de gas natural. Son dos alternativas, que con un estudio adecuado, se pueden combinar.
  2. Energía eólica. El hombre lleva utilizando molinos de viento para moler grano de cereal desde la antigua Persia. Más de 500 años antes de Cristo. Los montículos que se levantan en la llanura manchega se emplean desde la edad media para construir en ellos molinos. Los molinos de viento no son exclusivos de La Mancha. Con una forma diferente, los podemos encontrar en las Islas Baleares. Otro lugar, donde la ausencia de montañas, permite que el viento circule sin obstáculos. Hoy, utilizando los principios de la Dinamo, se instalan torres eólicas para producir electricidad. Muchos municipios y particulares alquilan sus tierras para que las eléctricas instalen en ellas parques eólicos.
  3. Energía Hidroeléctrica. El inventor Nikola Tesla construye la primera central hidroeléctrica en las cataratas del Niágara en 1888. Aprovecha la fuerza del salto de agua para mover unas aspas que, al mismo tiempo, accionaban una turbina que generaba electricidad continuamente. Aún hoy, se recuerda el plan hidrográfico de España durante la postguerra. La dictadura franquista llegó a construir un total de 1800 embalses y pantanos por toda España entre 1940 y 1970. De ellos, casi un 40% se equiparon como centrales hidroeléctricas. Obedecía a la necesidad de proveer de electricidad al país, en un intento por reconstruirlo y por levantar una industria autónoma, cuando España se encontraba parcialmente aislada. La compañía eléctrica Iberdrola proviene de una empresa pública encargada de gestionar estas centrales hidroeléctricas. Actualmente, la producción de electricidad por esta fuente no alcanza el 15% del total de electricidad producida en España. De todos modos, hay que partir de qué gran parte de estas centrales disponen de una tecnología anticuada y de que hoy en día no es necesario provocar saltos de agua para producir electricidad a través del cauce de los ríos.
  4. Energía geotérmica. Esta energía consiste en aprovechar el calor interno de la tierra, transmitido a capas cercanas de la superficie, por medio de piedras minerales. Los romanos ya utilizaban el conocimiento de este fenómeno para construir baños termales allá donde se daban las circunstancias. Hoy se sabe que se pueden crear campos geotérmicos artificiales mediante prospecciones en la tierra, similares al sondeo de petróleo. Para ello es necesario tener una base mineral en el subsuelo que transmita el calor, crear una fractura en la roca que se aproxime al núcleo de la tierra y cubrir la zona con un acuífero de cierta profundidad. La energía geotérmica es inagotable, si bien entraña ciertos riesgos, como la contaminación con gases tóxicos presentes en el interior del planeta.
  5. Biomasa. Se basa en la utilización de residuos y desechos orgánicos para producir energía. Tradicionalmente, se ha utilizado en la agricultura para abonar la tierra. Es el caso del estiércol. Con el tratamiento de estos residuos se pueden obtener productos sustitutivos de los hidrocarburos como el bioetanol o el gas metano. Es una fuente inagotable, ya que los seres vivos están permanentemente generando residuos orgánicos durante toda su vida.
  6. Energía mareomotriz. En 1966, la compañía eléctrica francesa E.D.F. construyó una central eléctrica en el estuario del río Rance para aprovechar la fuerza de las mareas. Funcionaba como una especie de central hidroeléctrica reversible, puesto que aprovechaba tanto la subida de las mareas como la marea baja, el agua que entraba dentro del estuario y la que salía. En 1998 se instala frente a las costas del Reino Unido la turbina Kobold, que convierte la energía cinética del océano Atlántico en energía eléctrica, situada mar adentro. Francia e Inglaterra son dos países punteros en la utilización de este tipo de energía.

Como vemos, existen diferentes fuentes de las que proveernos de electricidad sin malgastar los recursos naturales y cuidando el medio ambiente.

Un ejemplo práctico. Los paneles solares.

La instalación de paneles fotovoltaicos, que transforman la luz del sol en energía eléctrica, se ha convertido en un instrumento para que los ciudadanos podamos poner nuestro granito de arena en la protección del planeta, al tiempo que reducimos el coste energético.

La empresa Naturgy, fruto de la fusión entre Endesa y Gas Natural, afirma que con los paneles solares se obtiene un ahorro energético desde la primera factura. Es cierto que colocar estos paneles implica una inversión inicial, pero en estos momentos se dispone de ayudas, subvenciones y ventajas fiscales que hacen que sea menos costoso.

Con una instalación solar doméstica eficiente se puede reducir hasta un 70% el importe de la factura de la luz. Con la posibilidad de vender el excedente eléctrico a la red general. Esto hace que la instalación se pueda amortizar en unos pocos años.

Para colocar paneles solares es importante estudiar la orientación, a fin de aprovechar el máximo de energía solar disponible, durante el mayor número de horas posible. Los paneles deben tener una inclinación de entre 20 y 25 grados, lo cual favorece su auto-limpieza cuando llueve.

Los paneles solares no requieren un gran mantenimiento, pero es recomendable revisarlos 1 o 2 veces al año. La suciedad y el polvo que se deposita sobre ellos pueden hacer que pierdan un rendimiento de entre el 15 y el 20%.

El desarrollo de las energías limpias es un paso decisivo en el cuidado del planeta que, además, como estamos viendo, beneficia nuestros bolsillos.

 

Relacionados

Las energías limpias son una realidad.

Las energías limpias son una realidad.

El pasado 20 de septiembre, el 41% de la electricidad que se consumió en este país provenía de la energía eólica. Si hacemos una revisión del historial de agosto, encontramos

Cómo lee la Guardia Civil la matrícula de los coches.

Cómo lee la Guardia Civil la matrícula de los coches.

Cuando cometemos una infracción en carretera, la Guardia Civil de tráfico toma constancia de la matrícula del coche. Muchas veces no sabe quién está al volante. Sin embargo, la multa llega a nuestra casa por carta. ¿Cómo lo hacen?

El papel pintado está de actualidad.

El papel pintado está de actualidad.

Uno puede pensar que el papel pintado está pasado de moda, que es un recurso decorativo de otros tiempos. Todo lo contrarío. Está viviendo una segunda juventud. Se ha convertido en un elemento utilizado por diseñadores de interiores. Por profesionales y por particulares. Es rápido y limpio. Oculta las imperfecciones en las paredes. Con él se logran acabados que con la pintura es difícil de conseguir.

¿Qué es la odontología integral?

¿Qué es la odontología integral?

La odontología integral es un nuevo enfoque de la odontología en la que la salud del paciente se trata de forma interdisciplinar, conectando a las diferentes especialistas en salud dental, solucionando los problemas presentes y anticipándose a los futuros.

¿Cómo reformar una cocina?

¿Cómo reformar una cocina?

La cocina es una de las primeras estancias que nos planteamos cambiar cuando nos proponemos hacer reformas en casa. Se debe a que es un lugar de trabajo y, últimamente, de esparcimiento, en el que nos gusta encontrarnos cómodos.