Cómo elegir las ventanas y cortinas perfectas para cada espacio de tu casa

Cómo elegir las ventanas y cortinas perfectas para cada espacio de tu casa

Las ventanas y cortinas son también parte importante de la decoración de nuestro hogar. Ya sea que queremos reformar nuestra casa y darle un toque diferente a lo que ya tenemos, o que estamos construyendo nuestro nuevo hogar desde cero y podemos elegir la distribución y las formas de todos sus elementos a nuestro gusto, debemos prestar especial atención a la elección de la ventana para cada espacio.

En todos los casos, el objetivo será diseñar una ventana que sirva para ventilar la casa, fácilmente maniobrable, que contribuya al aislamiento térmico y acústico y que además, le de un valor estético al espacio.

Para ello, La ventana perfecta, expertos en ventanas, nos ofrecen una guía práctica con todos los aspectos que debemos tomar en cuenta a la hora de tomar la elección correcta:

Cómo elegir la ventana ideal

La ventana según la orientación y el clima

Si la orientación de la ventana es sur, esta deberá ser grande para aprovechar el sol directo, que se convertirá en fuente de calor gratuita en el invierno, mientras que para verano, debemos cuidar colocar toldos y persianas. 

Al norte, en cambio, conviene que los huecos sean más pequeños, mientras que hay que reducir al mínimo las ventanas que abran al oeste, por donde se pone el sol.

La ventana según la fachada

Piensa en la tipología de la casa ¿es aislada, entre medianeras, en planta baja, bloque de pisos? y en su estilo:

  • Si la casa es aislada por los cuatro lados, trata de buscar un diseño que sea proporcional e igual para toda la casa, es decir, que pueda reducirse y ampliarse proporcionalmente.
  • Si está ubicada entre medianeras: Si hay patio, lo ideal sería abrir puertas balconeras para que haya una comunicación más fluida y una visión amplia desde el interior. Si estás reformando la casa, trata de ubicar en esta zona, ambientes de día, así como correderos elevables y plegables que faciliten el funcionamiento de las aperturas.
  • Si tu casa está en un bloque de varios pisos y por lo tanto, no puedes alterar el tamaño ni abrir nuevos huecos en fachada, lo que debes hacer es perfeccionar los sistemas de apertura y perfilerías. También puedes cambiar vidrios o elegir un sistema de doble faz, para que por fuera no se altere el aspecto original, pero por dentro tengas el acabado que quieres.

Elige la ubicación más luminosa

A la hora de diseñar tu casa, para conseguir interiores más luminosos, pon las ventanas en paredes opuestas o en ángulo, así contarás con distintas calidades de luz y ventilación cruzada. Otra recomendación es que la ventana se sitúe en el eje medio de la habitación y que la diseñes con antepecho bajo, ya que así la luz se distribuirá simétricamente y podrás ver a través de ella desde el sofá.

Otra recomendación es que siempre que sea posible, instala ventanas de suelo a techo, ya que ganas en calidad espacial y ahorras presupuesto.

Diseña ventanas verticales

Las ventanas de forma más alta que ancha son la opción ideal para atrapar la luz y la que podrá adaptarse mejor a muros de carga. Para decidir el tamaño, piensa que el hueco será, como mínimo, de una décima parte de la superficie de la habitación.

La proporción de la ventana en relación a la fachada

La proporción que tendrá la ventana se debe estudiar en relación a la fachada, pero también al lienzo de pared interior, y a la altura y profundidad del ambiente. Por ejemplo, una ventana alta y de antepecho bajo o a ras de suelo tendrá un alcance más profundo que una con antepecho de 80 cm o más.

Opta por un sistema de apertura manejable

Este el punto más delicado, porque una ventana con un sistema de apertura inadecuado se convierte en un problema.

Las opciones disponibles en el mercado son:

  • Batiente: esta opción es ideal para ventanas de una o dos hojas. Tendrás que visualizar el espacio de barrido y si te interesa que abra hacia la derecha o hacia la izquierda.
  • Corredera: es ideal para espacios abiertos y el perfeccionamiento en sus juntas entre hojas mejora su aislamiento térmico y acústico, la permeabilidad al aire y la estanqueidad al agua. La de máximo aislamiento es la corredera elevadora.
  • Basculante, pivotante, proyectante: se mueven en ejes horizontales o verticales dentro del vano, lo que da más opciones para instalarla hacia el interior o el exterior del hueco.
  • Plegable: sistema ideal para aberturas amplias.
  • Guillotina: es como una corredera vertical, que se presenta como la opción perfecta para formatos verticales y estrechos. Al igual que las correderas, permiten un control preciso de la ventilación.

Escoge el material de la ventana pensando en el aislamiento y en el estilo

Entre los materiales disponibles en el mercado, la madera es la que aporta más naturalidad estética y mayor calidez. El PVC es perfecto para reemplazar a carpinterías de madera cuando buscamos mantener rasgos clásicos, esto gracias a su aspecto y el grosor de sus perfiles. Por último, el aluminio, se puede usar casi en cualquier estilo.

Cómo elegir la cortina perfecta

Ya sabemos como elegir la ventana ideal, ahora necesitamos una cortina que vaya a juego. Para esto, Sergio Nisticó nos da las siguientes recomendaciones:

Hay una cortina para cada espacio

Hay una cortina recomendada para cada espacio de la casa, pues no todos los modelos encajan en las mismas habitaciones. Por ejemplo, se recomienda utilizar visillos y cortinas o caídas para el área salón, porque visten más.

Las cortinas según su tamaño

Por ejemplo, si la estancia es amplia, se recomienda combinar estores y caídas. Pero si no te sobran los metros, es mejor un estor que pueda recogerse totalmente sobre la ventana.

Un estor a medida de cada ventana

Si son de paqueto, un tejido de mezcla no se arrugará. Y si son de varillas, uno resistente evitará que el peso de estas rasgue la tela.

Qué hacer si hay un mueble debajo

En ventanas con muebles debajo, los estores son la solución. Eso sí, cuida no hacerlos muy anchos porque acaban combando siempre por un lado o por otro.

Cortinas para balcones

Lo ideal es elegir cortinas y visillos. Eso sí, «debe haber mucho espacio en los laterales para correrlas y que no tapen las vistas ni el acceso», comenta Beatriz Gancedo.

Cortinas en puertas batientes

Si colocamos cortinas en puertas batientes y no tenemos cuidado, puede rasgarse el tejido, de ahí que, si se coloca un estor, tiene que haber suficiente espacio en la parte de arriba de la ventana para que cuando se enrolle quepa y no roce la apertura de la ventana.

Por otro lado, si se pone visillo, lo ideal es que la barra vaya más allá del límite de las hojas del ventanal para que puedan abrirse las puertas sin que nada lo impida.

Cortinas en ventanas irregulares

Una solución que queda muy decorativa para estos casos son los visillos a ambos lados. Otra opción podría ser instalar estores a distintas alturas o incluso, colocar visillos con varillas sujetadas en los cuarterones de cada ventana.

Cortinas con colgantes invisibles

Hoy, muchas casas cuentan con cortineros de obra, los cuales son huecos que ocultan el sistema de carril o las barras de las cortinas, que quedan mucho más integradas en el ambiente.

Cortinas correderas

En este caso tienes la opción de elegir lo que quieras, porque no habrá nada que estorbe su apertura. Eso sí, en caso de que el espacio entre la parte de arriba de la ventana y el techo sea muy pequeño, solo podrás poner un carril con lo que la opción de elegir una combinación de estores y caídas quedará fuera de juego.

Incluso, también podemos considerar los paneles japoneses. Este estilo se trata de varios paños de 50 cm de ancho que van corriendo horizontalmente en un carril instalado en el techo. Es una solución muy funcional, sobre todo, en espacios y ventanas grandes.

Vistas sin obstáculos

Para poder disfrutar de las vistas de tu casa, lo que tienes que hacer es instalar algún cogedor de cortina en aquel lado donde sea difícil correrla totalmente y acabe tapando buena parte del ventanal. Así te asegurarás siempre luz al máximo cuando la necesites.

El estilo más elegante

Sin lugar a dudas, el estilo más elegante en materia de cortinas es colgar las cortinas con fruncido. Incluso, podemos optar por un fruncido sencillo o por la triple pinza o frunce francés. Una de sus ventajas: tapan el carril de la cortina al quedar por encima de él.

El más informal

Este es el que apuesta por colgar las cortinas con lazos o con pinzas, ya que dan un toque desenfadado, ideal para estilos boho y románticos.

El top en ventas

Uno de los sistemas más utilizados para colgar las cortinas es de los ollados. Esto porque las barras y los aros son metálicos, y permiten que las cortinas corren fácilmente solo con la mano.