Las reformas consideradas como obra mayor son habituales pero desconocidas

Las reformas consideradas como obra mayor son habituales pero desconocidas

Ahora que estamos inmersos en plenos meses de verano, somos muchos los ciudadanos españoles que aprovechamos esta época estival para irnos de vacaciones, ya sea a disfrutar de nuestra familia, amigos, playas o a conocer nuevos lugares. Del mismo modo, estos meses o días en los que no estamos en casa, lo cierto es que también una gran cantidad de nosotros los aprovechamos para llevar a cabo las obras que tengamos pendientes en nuestro hogar y es que la comodidad de volver a casa y encontrarnos todo arreglado es muy importante. Así, como os decimos, los meses de verano son los favoritos por la inmensa mayoría de los españoles para llevar a cabo obras en casa. Unas actualizaciones que, en muchos casos, tan solo consisten en pequeñas mejoras, sin embargo, en otros supuestos se trata de obras de gran envergadura que necesitan una serie de permisos especiales, así como un control más exhaustivo por parte de las administraciones públicas. Este tipo de obras son menos conocidas por parte de la ciudadanía, sin embargo, lo cierto es que son mucho más habituales de lo que creemos, por lo que a lo largo de este post os intentaremos acercar un poco más a estas reformas.

Por ello, para empezar, os explicaremos que es la licencia de obra mayor y es que esto se trata de un permiso de construcción que se debe solicitar a la administración local para poder realizar determinados tipos de obras que suelen ser de gran envergadura, complejidad técnica e importante cuantía económica y, por lo tanto, requieren ceñirse tanto a las normas de seguridad como a la legalidad vigente. Así, un requisito fundamental para poder solicitar el permiso suele ser la presentación de un proyecto de obra elaborado por un profesional del sector (arquitectos, ingenieros, arquitectos técnicos o aparejadores). Además, la solicitud de esta licencia urbanística conlleva el pago de una tasa que tiene como fin, precisamente, comprobar que la obra se ajusta a la normativa y es segura para las personas, aunque cabe reseñar que, como es lógico, el abono no implica la aprobación del proyecto, ni su denegación, la del permiso, la devolución del dinero.

En este sentido tampoco es igual conseguir un permiso en Puebla de Sanabria que en A Coruña, ya que cada administración local tiene sus propias especificaciones de los documentos necesarios a la hora de presentar la solicitud de licencia de obra mayor, aunque el proyecto técnico y el pago de la tasa suelen ser comunes a todas, así como un formulario específico a cumplimentar. 

Tras conocer un poco más de cerca que es una obra mayor, muchos nos preguntamos… ¿cuándo es necesario solicitar una licencia de obra mayor? Esta pregunta no tiene una respuesta fácil por lo que para entender qué es exactamente este permiso de construcción quizás conviene primero definir a qué nos referimos cuando hablamos de obras mayores. Es por ello por lo que se entiende por obra mayor toda actuación que implique:

  • La rehabilitación integral de un inmueble.
  • La modificación de su estructura.
  • La ampliación de su altura o volumen.
  • Actuaciones relativas a la protección contra incendios.
  • Demoliciones o parcelaciones.
  • Cambios de uso del inmueble.
  • Acondicionamientos de locales.
  • Obras de nueva planta.
  • Obras que afectan a elementos comunes de un edificio.

Es por esto por lo que, por norma general, cuando hay que encarar alguno de estos proyectos es cuando el promotor de la obra debe acudir al ayuntamiento en el que esté emplazada la vivienda o local para solicitar una licencia de obra mayor, siempre con anterioridad al comienzo de los trabajos y con la obligatoriedad de esperar el resultado favorable del requerimiento. Si la obra mayor se va a realizar en una comunidad de vecinos, debe contar con su consentimiento y permiso previo. Así, como veis, poder hacer una obra mayor en un inmueble o local no es fácil por lo que os recomendamos que os pongáis siempre en manos de profesionales del sector. No obstante, si vosotros no conocéis ninguno, nosotros os recomendamos que visitéis a Orgón construcción, quienes, desde la experiencia, os asesorarán acerca de los plazos de ejecución, así como os podrán llevar a cabo una reforma que cumpla con todos los más altos estándares de la construcción. Y es que los requerimientos no quedan ahí, ya que cada municipio es el encargado de determinar, a través de sus ordenanzas urbanísticas o Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), qué actuaciones están incluidas dentro de las que necesitan este tipo de permiso de construcción. Por eso, lo mejor es asesorarse en las páginas web correspondientes o en las oficinas que tengan los municipios para estos fines, así como contar con los mejores profesionales.

¿Cuánto cuesta una licencia de obra mayor?

Como cualquier impuesto que está transferido a autonomías o municipios, su coste depende de lo que tengan establecido esas administraciones locales. Por eso no se puede calcular con exactitud el precio de una licencia de obra mayor, pero sí se pueden establecer unas cifras estimativas o aproximadas.

En este sentido, por lo general, el precio de la licencia de obra mayor suele oscilar entre un 2% y un 6% del presupuesto total de la obra a ejecutar, sin tener en cuenta el IVA. Tomando como ejemplo una obra cuyo presupuesto es de unos 40.000€, el coste del permiso de construcción podría estar entre 800 y 2.400€. Además, a esta cifra habría que sumarle también el coste de la elaboración del proyecto técnico por un profesional colegiado.