¿Qué es mejor? Alquilar o comprar maquinaria y herramientas industriales

¿Qué es mejor? Alquilar o comprar maquinaria y herramientas industriales

La maquinaria y las herramientas son indispensables en la construcción, ya sea para uso general o para momentos puntuales, no podrás avanzar en tus obras sin los equipos necesarios. Por desgracia, el coste de algunos los llega a hacer prohibitivos, sobre todo cuando piensas que quizá le darás un uso muy esporádico o incluso, hasta de una sola vez, por lo que su vida útil no compensará la inversión.

Cada vez hay más empresas y contratistas que prefieren alquilar equipos y maquinaria de construcción en lugar de comprar. Esto debido a las múltiples ventajas que les ofrece la opción de alquiler, así como debido a la mayor rentabilidad de dicha alternativa.

Sin embargo, antes de decidir una u otra opción, lo mejor es evaluar las ventajas y desventajas de ambas y decidir que es lo que más nos conviene según nuestro caso.

Alquilar vs. Comprar

A la hora de elegir si debemos alquilar o comprar maquinaria, debemos analizar varios factores, como por ejemplo, el uso que le vamos a dar a la máquina, la disponibilidad de almacén, la duración del trabajo, etc. Teniendo en cuenta todo esto, podremos ver si el volumen de trabajo sostendrá los gastos asociados a la compra o si es más rentable la opción de alquilar. Para esto debemos preguntarnos:

▪ ¿Estoy dispuesto a asumir la inversión y futuros costes de mantenimiento?

▪ ¿Con qué frecuencia voy a usar la máquina una vez acabe con el proyecto?

▪ ¿La usaré en otras obras o es demasiado específica?

▪ ¿Su uso justifica el coste de comprar la máquina?

Una vez tenemos esto claro es que procedemos a evaluar la viabilidad de cada opción en base a nuestras necesidades.

Ventajas de alquilar maquinaria

▪ Ahorro en la inversión asociada a la compra y su mantenimiento. Esta es una de las principales ventajas, ya que comprar este tipo de máquinas suele ser bastante caro, por no hablar de las revisiones periódicas y las reparaciones, cosa que no sucede si optamos por alquilar.

▪ Ahorro en gastos de almacenamiento. La maquinaria requiere disponer de un gran espacio para guardarla mientras no se está utilizando, lo que a su vez representa un gasto fijo más que podemos ahorrarnos con el alquiler.

▪ Disponibilidad de máquinas siempre revisadas y a punto para trabajar. Al momento de alquilar una maquina tendrás la garantía que se encuentra en las mejores condiciones y lista para trabajar a su máxima eficiencia, sin tener que emplear tiempo y personal en ningún tipo de arreglo.

▪ Maquinaria de última tecnología. Con el alquiler siempre tendrás a tu disposición la última tecnología en maquinaria gracias a la continua renovación de la flota de este tipo de empresas que se encargan de servicios de alquiler de maquinaria. En el caso de la compra, tendrás a tu disposición la misma máquina que compraste hace varios años.  

▪ Comodidad de transporte y recogida. Con el alquiler, además, tienes la ventaja de tener la maquinaria que necesites en el lugar y momento que quieras, ya que estos servicios ofrecen transporte y recogida de la misma.

▪ Pago por uso. Pagarás justo por lo que necesitas, ni más ni menos y te ahorras la incerteza de no saber si amortizarás o no la maquinaria.

Inconvenientes de alquilar maquinaria

Como único inconveniente a la hora de alquilar maquinaría y herramientas a otra empresa está el siguiente:

▪ Debes consultar disponibilidad. Al momento de necesitar la maquinaría, deberás consultarle a la empresa de alquiler la disponibilidad de la misma; así que puede resultar que el modelo que buscas no esté disponible.

Ventajas y desventajas al comprar equipos

Por otro lado, BvPack Embalajes, venta de maquinaria y materiales de embalaje, nos explican las ventajas y desventajas de la opción de comprar tus propios equipos:

  • Comprar equipos es fácil. Incluso más fácil que alquilarlos. Con esta opcióntú decides qué, cuándo y cómo comprar, mientras que al alquilar el arrendamiento necesitará que firmes al menos un contrato. Además que los proveedores también pueden exigir garantías financieras y establecer límites sobre cómo se puede utilizar el equipo. Papeleo del que te libras al adquirir tu propia maquinaria.
  • Comodidad. Al comprar, utilizas el equipo como deseas y tendrás más facilidad para gestionar el mantenimiento cuando sea necesario, sin necesidad de enviarlo al propietario, lo que te permite trabajar con más comodidad y sin la preocupación de rendir cuentas a la empresa de alquiler.

Sin embargo, las principales desventajas de la compra de equipo son el capital necesario para adquirirlos y el riesgo de represar equipos obsoletos por no tener la capacidad de hacer nuevas inversiones.

¿Cuándo es mejor comprar o alquilar?

Para responder a esta pregunta no solo tenemos que evaluar las ventajas de cada opción, sino también cada caso en particular, pues puede pasar que a una misma empresa pueda convenirle una opción diferente en diferentes momentos.

Por ejemplo, un factor determinante será siempre el capital con el que se cuente, en función al precio de los equipos, tomando en cuenta también los posibles financiamientos que podemos conseguir para tal fin. Aquí hay que seguir el viejo dicho de “arroparse hasta donde la cobija lo permita.” Además que también se suele recomendar la compra de maquinaria solo cuando se cuenta con infraestructura para operarla. Por lo que, si no se cumplen con estos dos requisitos, nos encontramos en un caso en el que lo mejor es optar por el alquiler.

Sin embargo, el alquiler de maquinaria pesada puede tener sus riesgos. Puede pasarnos que debido a la falta de conocimiento alquilemos equipos incorrectos, o por un mal manejo por parte de personal poco capacitado, tengamos fallas de operatividad en campo que nos lleven a tener que detener nuestras operaciones por un tiempo determinado.

También es importante contar con personal capacitado

El único factor importante a evaluar a la hora de alquilar o comprar maquinaria y herramientas industriales, no solo es la adquisición de los mimos. No hay que olvidar que gran parte de su efectividad tendrá que ver con el hecho de que contemos con personal capacitado para manejarlas de la forma adecuada.

Esto es aún más importante en el caso que las máquinas sean alquiladas, ya que se deben formar garantías de experiencia de los operarios, y se deberá responder por cualquier desperfecto ocasionado en el equipo, por manipulación incorrecta del personal.

Lo que te recomendamos es que antes de tomar cualquier decisión  te segures de contar con este personal.

¿Cuáles son las herramientas que más se suelen alquilar?

Se pueden llegar a necesitar desde las más básicas hasta alguna máquina o herramienta que no sea sencilla de encontrar, ya sea por sus características o su escasez. Sin embargo, por lo general, estos servicios de alquiler tienen un stock muy variado donde puedes encontrar de todo.

Las más alquiladas son, sin duda, aquellas a las que se les da un solo uso, como herramientas de jardinería estacionales; herramientas de pintura; o incluso, es muy frecuente el alquiler de maquinaria de construcción para esas obras un poco más complejas que necesitan de una ayuda extra. Algunas de estas herramientas son:

  • Motosierras y cortadoras: estas son de las más pedidas en las empresas de alquiler de maquinaria ya que las herramientas de corte se suelen usar para casos muy concretos.
  • Lijadoras: ya sea una lijadora de pared, una lijadora de techo o cualquier otro tipo, también son contadas las veces en las que se les da uso, convirtiéndolas en un equipo no vale la pena comprar.
  • Ahoyadoras y Motoazada: en este grupo también podrían incluirse todas esas herramientas de jardín que se utilizan para sanearlo. Siempre que uno no sea un apasionado de la jardinería, lo más común es darle un repaso una vez al año. Por esto, de comprar una motoazada lo que haríamos sería tenerla acumulando polvo en el garaje el resto del año. Mientras que, con las ahoyadoras de gasolina pasa algo parecido.
  • Taladros y Martillos eléctricos: quizá te sorprenda, pero el alquiler de taladros y martillos eléctricos es muy recomendable. Esto porque los proyectos para los que realmente hacen falta son puntuales, por lo que es mejor alquilarlos y no dejarlos olvidados en el armario.
  • Equipos de gotelé: comprar un equipo completo de gotelé no solo es muy costoso, sino que a la hora de guárdalo ocupará mucho espacio, para luego utilizarlo solo unas pocas veces. En este caso, el alquiler de estos equipos es la mejor, por ejemplo, para pequeñas empresas de pintura que lo necesiten de forma puntual.
  • Gato hidráulico, andamios y maquinaria de elevación y carga: los motivos por lo que es mejor alquilar maquinaria y herramientas de carga son bastante lógicos: implican un gran desembolso de dinero, requieren de un mantenimiento constante y para guardarlos es necesario un almacén o un espacio bastante grande. Una de las ventajas más destacadas para el alquiler de este tipo de maquinaria es que las empresas que se dedican a ello pueden asesorarte para ver cuál necesitas en tu obra. Así te olvidarás de complicaciones innecesarias. Así que no sientas remordimiento; alquílalo, úsalo y luego regrésalo a su empresa de alquiler.