Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué necesito saber para convertir mi local en una vivienda?

Comparte

Cuando nos lanzamos a comprar o adquirir un local comercial, pensamos que éste será su fin para siempre. Si éste no sale bien por algún motivo, la mayoría de las personas solemos darle una segunda, tercera y hasta una cuarta oportunidad al negocio; incluso pensamos en alquilarlo para obtener mayor rentabilidad.

Aun así, hay ocasiones en las que nada más se puede hacer para obtener el beneficio que esperamos como local, ya sea por la ubicación estratégica del mismo, o porque las ideas de negocio que surgieron durante su apertura no tuvieron éxito ninguno y ahora sólo nos hacen perder dinero.

Ante estos casos, la mejor decisión que puede tomar el propietario o la propietaria del local se divide en dos opciones: venderlo, o transformarlo en vivienda. Pero, si nos paramos a pensar en la decisión de venta, entenderemos que por la misma razón (ubicación) o por el desgaste del mismo, cabe la posibilidad de que obtengamos poco dinero por él.

Asimismo, viendo como está el mercado inmobiliario hoy día podemos confirmar que la mejor opción de todas sin duda, es convertir nuestro local en vivienda, ya sea para alquilar, vender o para hacer uso propio de la misma. Si te interesa este tema quédate, te contamos el proceso a continuación.

¿Por qué convertir mi local en una vivienda?

Además de los motivos que hemos mencionado anteriormente que pueden hacernos pensar en la opción de convertir nuestro local en vivienda, encontramos muchas más razones que respaldan dicha decisión:

  • Aprovechamiento del espacio.

En algunos casos, los locales comerciales pueden estar ubicados en zonas céntricas o bien comunicadas, lo que los convierte en lugares ideales para vivir. Convertir un local en vivienda permite aprovechar este espacio y disfrutar de una ubicación privilegiada.

  • Personalización.

Al convertir un local en vivienda, tienes la oportunidad de diseñar y personalizar tu hogar según tus gustos y necesidades. Puedes adaptar el espacio a tu estilo de vida y crear un ambiente que refleje tu personalidad.

  • Ahorro económico.

En algunas ocasiones, convertir un local en vivienda puede resultar más económico que comprar una vivienda ya construida en la misma zona. Además, al aprovechar un espacio que ya existe, es posible ahorrar en gastos de construcción y mantenimiento.

  • Flexibilidad.

Convertir un local en vivienda nos ofrece una mayor flexibilidad en términos de distribución del espacio. Puedes diseñar la distribución de las habitaciones según tus necesidades y preferencias, creando un hogar a medida que se adapte a tu estilo de vida.

  • Rentabilidad.

En ciertos casos, convertir un local en vivienda puede aumentar el valor del inmueble y generar una rentabilidad a largo plazo, dependiendo de la ubicación geográfica de la ciudad. Si decides vender o alquilar la propiedad en el futuro, es posible obtener un retorno de la inversión realizada en la conversión del local.

Requisitos legales.

Como para cualquier otro proceso de construcción o reforma, para convertir un local comercial en una vivienda debemos cumplir con una serie de requisitos legales y obtener las autorizaciones correspondientes.

Entre ellos, destacamos los siguientes:

  1. Cambio de uso.

El primer paso es solicitar el cambio de uso del local ante el ayuntamiento correspondiente. Para ello deberemos obtener el permiso para modificar la función del inmueble de comercial a residencial.

  1. Licencia de obra.

Es necesario obtener una licencia de obra para llevar a cabo las reformas necesarias para adaptar el local a vivienda. Esta licencia la otorga el ayuntamiento y puede variar según la magnitud de las obras a realizar.

  1. Normativa urbanística.

Debes asegurarte de que la modificación del local cumpla con la normativa urbanística vigente en tu municipio. Esto incluye aspectos como la superficie mínima de la vivienda, la altura de los techos, la ventilación, la iluminación, etc.

  1. Cumplimiento de normativas de habitabilidad.

La vivienda resultante de la conversión debe cumplir con las normativas de habitabilidad establecidas en el Código Técnico de la Edificación, que incluyen requisitos mínimos de habitabilidad, accesibilidad, instalaciones y seguridad.

  1. Instalaciones y servicios.

Es necesario instalar o adaptar las instalaciones y servicios básicos para una vivienda, como agua, luz, gas, calefacción, fontanería, y asegurarse de que cumplen con la normativa vigente.

  1. Certificado energético.

Debes obtener un certificado energético que evalúe la eficiencia energética de la vivienda, según la normativa establecida.

  1. Legalización de obras.

Una vez finalizadas las obras de adaptación, es necesario obtener la legalización de las mismas ante el ayuntamiento correspondiente. Esto implica presentar la documentación técnica necesaria y obtener la conformidad de las autoridades competentes.

Recuerda que, según nos recomiendan los profesionales de Arquinvest, podemos verificar y consultar cualquier proceso legal con la ayuda de una asesoría, además de contar con un arquitecto, diseñador o aparejador para supervisar las obras y reformas que vayamos a realizar para convertir nuestro local en una vivienda.

Relacionados

¿Qué necesito saber para convertir mi local en una vivienda?

¿Qué necesito saber para convertir mi local en una vivienda?

Cuando nos lanzamos a comprar o adquirir un local comercial, pensamos que éste será su fin para siempre. Si éste no sale bien por algún motivo, la mayoría de las personas solemos darle una segunda, tercera y hasta una cuarta oportunidad al negocio; incluso pensamos en alquilarlo para obtener mayor rentabilidad.