Servicios de alquiler de vehículos sin conductor para empresas y particulares

Servicios de alquiler de vehículos sin conductor para empresas y particulares

El número de empresas que actualmente realizar un contrato con los servicios de un proveedor de automóviles. Vivimos un momento de cambios en las normas y los empresarios parece que ya se inclinan por no adquirir coche como medio de transporte para sus desplazamientos internos, ya que de un día para otro la aparición de una norma nueva puede hacer que haya restricciones en el uso del vehículo en el centro de una ciudad y que se limite el uso del mismo en algunas calles.

Por todos estos motivos y algunos más, cada vez hay más empresas que optan por elegir el renting, leasing o alquiler de vehículos sin conductor, por ser una manera en la que no se arriesga patrimonio, pagando solo por lo que puedan necesitar en un momento dado.

Esta clase de opciones existentes, sobre el préstamo de vehículos es una importante opción para muchas compañías independientemente del tamaño que tengan las empresas. Un dato que conviene tener en cuenta es que las empresas de alquiler suelen ir variando los modelos de automóviles que tienen en un periodo relativamente corto, por lo que suele ser normal que haya novedades en los coches y tengamos modelos a la última.

Esto no es lo único que se renueva, ya que algunas de ellas nos dan la posibilidad incluso de llegar a alquilar incluso camiones o darnos opciones de lo más variadas. El caso es que incluso si queremos un vehículo tan interesante y que proporciona tantas posibilidades como una auto caravana, en algunas empresas te lo pueden proporcionar. La empresa gallega de Car Rent Milladoiro, que cuenta con modelos entre su oferta, piensa que es un tipo de turismo que aunque en España no es tan mayoritario como en Francia u otros países del centro y norte de Europa, si que está teniendo un fuerte crecimiento.

¿Qué ventajas tiene alquilar coches sin conductor para las empresas?

  • Vamos a tener libertad para seleccionar el vehículo y el camino por donde queremos ir, ya que como es alquiler sin conductor, nosotros somos los que tomamos las decisiones sobre cómo ir.
  • Elegimos el vehículo que más se acerque a lo que buscamos y a nuestros gustos, donde vamos a pagar únicamente por lo que precisemos, sin que hay que gastar más dinero en coche de gran tamaño o con opciones que no vayamos a usar.
  • En cualquier zona del mundo en la que estemos, seguro que hay una agencia de alquiler
  • Muchos modelos de vehículos de alquiler suelen incluir GPS, lo que será de gran ayuda para que podamos ir por la ruta más veloz y segura, en caso de que no conozcamos las carreteras del sitio por el que vayamos
  • Se paga una única vez, cuando se alquila y con eso se puede viajar por donde necesitemos, hasta desplazarnos a otros países en caso de que lo necesitemos
  • No vamos a ser propietarios del coche, por lo que en caso de que necesitemos cualquier clase de mantenimiento o reparación, correrá a cargo de la propia empresa de alquiler, dándonos otro vehículo parecido y seguiremos con nuestro trayecto sin más preocupaciones
  • Muchos modelos y tipos de vehículos suelen estar a disposición de los clientes en los catálogos de las propias empresas de alquiler, lo que hará que siempre haya uno que se adapte a lo que necesitemos

Inconvenientes a la hora de alquilar un vehículo

En el momento en que alquilamos un coche, aunque existen muchas partes a su favor y superan con mucho a las contras, existen algunos casos, en los que es posible llegar a tener alguna serie de inconvenientes como pueden ser:

  • Los vehículos no van a poder salir del país sin que haya una autorización que se haga de forma previa por la empresa de alquiler
  • Si aparecen arañazos o golpes en la carrocería o en el resto de nuestro vehículo, la empresa lo que hace es reservarse el derecho a poder cobrar del cliente un recargo por abono de los posibles desperfectos que se causen

Si que hay casos, todo ello dependiendo del contrato que se firme, donde hay alquileres que incluyen alguna clase de límite de kilómetros, pudiendo legar a penalizar en lo económico al cliente si se sobrepasa de kilómetros.